Integración tecnológica libre de ataques: mantenga su negocio seguro este 2022

0
59

La transformación digital llegó para acelerar cientos de procesos dentro de las empresas y facilitar el manejo de información, sin embargo, los ataques cibernéticos se han convertido en un riesgo que debe ser solventado con soluciones inteligentes.

Mantener los datos seguros y en las manos correctas es el desafío de todo negocio actual. Pero, a la vez, incorporar nuevas tecnologías que hagan más eficaz cada proceso productivo, conlleva, por ejemplo, sumar nuevos ambientes y aplicaciones en la nube, y modificar los accesos y aplicar mecanismos de control en la infraestructura.

Sumado a esto está la amenaza latente de mayor cantidad de ataques sofisticados, cuyos objetivos varían en el tiempo, lo que hace que cualquiera pueda ser vulnerable. Mantener el control y tomar decisiones oportunas requiere de elementos de visualización y análisis, es por ello que la Gestión de Información y Eventos de Seguridad (SIEM) es clave.

“La estrategia de seguridad corporativa debe ser dinámica para que permita, por ejemplo, tomar control en tiempo real, tomar decisiones preventivas y responder ante amenazas oportunamente. Para ello, el uso de tecnologías predictivas y sistemas de gestión son necesarias. Así, con la recolección de los registros en el tiempo y análisis de patrones de comportamiento de la infraestructura se podrá identificar anomalías que escapen de la tendencia habitual y alerten tempranamente”, explica Lisette Angelica Guzmán, BDM de Ciberseguridad en CoasinLogicalis.

Los SIEM modernos aprovechan las ventajas de la inteligencia artificial y velocidad en la nube, aportando mayor información de contexto en las amenazas. De esta manera, aprende del comportamiento de los usuarios, reduce los ruidos de eventos poco significativos, realiza geolocalización de los ataques y obtiene más métodos de contingencia. Además de la orquestación integrada y la automatización de tareas comunes que reducen las brechas de seguridad provocadas por configuraciones y mantenimientos tardíos.

Otorgando seguridad a cada eslabón 

Para aplicar un sistema seguro y eficiente, es necesario recolectar la información desde múltiples capas de seguridad, tales como: redes, firewall, usuarios, servidores, correo, aplicaciones o la nube.

Complementario a ello, es clave priorizar cuáles son las áreas de negocio más críticas de modo que las alertas estén configuradas para dar repuesta ante eventos relevantes. La solución en la gestión de ciberseguridad debe comprender el valor de las amenazas y alertar las más graves, ponerlas en contexto y responder oportunamente cuando sean más críticas para su organización.

“Contar con una solución de seguridad práctica no es tarea sencilla, debe ser dinámica conforme a la evolución del negocio y es necesario asignar recursos para realizar   análisis, discriminar los eventos relevantes, personalizar alertas en función del riesgo que supongan en su entorno y definir lo critico que sea para la organización. Asimismo, hay que contar con una solución que recolecte de la información local y en las nubes simplificando los reportes y auditorias”, detalla Guzmán

Mientras más grande sea la fuente de datos para realizar análisis desde el SIEM, más certera será la predicción que se tenga de los ataques y anomalías. En ese sentido, tener la flexibilidad de integrar tanto fuentes de amenazas externas como internas, mayor será el contexto para investigar las amenazas y responder con mayor eficiencia.

Hoy en día, contar con la mejor tecnología de SIEM es mucho más accesible, rentable y fácil en su utilización, sin tener que hacer elevadas inversiones en HW, ni de sistemas de almacenamiento físico ni de recuperación ante desastres, ya que todo viene disponible desde la Nube.

Sin duda invertir en ecosistemas de seguridad que complementen la constante evolución tecnológica que se vive marcará la diferencia, ayudando a mantenerse libre de amenazas, dar respuestas rápidas y eficaces a los múltiples riesgos y que surgen día a día.