Wearables: ¿por qué las organizaciones están adoptando estos dispositivos para fortalecer sus sistemas de seguridad y control de acceso?

0
49

Las pulseras y relojes inteligentes brindan la capacidad de rastrear la actividad física de
las personas, monitorear sus hábitos de sueño y administrar las funciones de su teléfono
inteligente. Pero ¿es posible utilizar estos dispositivos como método de autenticación de
identidad para el control de acceso? Claro que sí.
Conocidos como wearables, estos dispositivos electrónicos que se llevan en el cuerpo se
están volviendo más comercializados y útiles a medida que los humanos siguen su
progreso, especialmente en entornos laborales. El mercado mundial de wearables
creció un 35,1 % en el tercer trimestre de 2020 en comparación con el año anterior, con
envíos totales que alcanzaron los 125 millones de unidades según la firma de análisis
Corporación Internacional de Datos (IDC).
América Latina no se queda atrás en el consumo de esta creciente tecnología. Se estima
que la cantidad de dispositivos IoT alcanzará los 995,6 millones de unidades para 2023,
de acuerdo con Statista. Este proveedor de datos también predijo que las conexiones
de IoT en América Latina rondarían los 1.200 millones para 2025.
Apalancadas en esta tecnología, las instituciones están cada vez más interesadas en
implementar dispositivos conectados, específicamente wearables, para identificar a sus
empleados, gestionar el control de acceso, incorporar interacciones sin contacto y aplicar
muchos otros beneficios derivados de las aplicaciones de IoT en los ecosistemas de
trabajo.

Seguridad avanzada con wearables
Los jefes de seguridad o gerentes de servicios IT, responsables de manejar información
confidencial (secretos comerciales, historial médico, datos financieros, legales o militares)
de una organización deben evaluar a fondo sus opciones de wearables para asegurarse
que introducen la mejor tecnología en dispositivos móviles en sus espacios de trabajo.
La seguridad es de suma importancia cuando se trata de seleccionar dispositivos
electrónicos. Los funcionarios encargados de tomar las decisiones quieren trabajar con
productos de fabricantes con experiencia que cuenten con una reputación establecida
para impulsar credenciales confiables que les permitan conectar de manera eficiente y
confiable a los usuarios con los sistemas de seguridad mientras logran los niveles
adecuados de protección.
Tanto es así que, a medida que las empresas continúan trabajando para impulsar las
posibilidades en todo el universo IoT conectado, varias compañías líderes combinan sus
tecnologías para ofrecer ofertas inigualables; especialmente en torno a las credenciales
de control de acceso.

Un ejemplo es la asociación entre el fabricante de pulseras inteligentes Nymi y HID
Global, líder mundial en soluciones de identidad confiables. Estos innovadores se han
asociado para incorporar la tecnología Seos® en la única pulsera portátil para entornos
laborales del mundo: la Nymi Band™.
Seos es una tecnología de credenciales que combina seguridad y flexibilidad a través de
un cifrado avanzado y una infraestructura basada en software que protege las identidades
en cualquier formato: credencial física, dispositivo móvil o wearable. La Nymi Band, una
vez autenticada, ofrece la conveniencia de confirmar continuamente la identidad del
usuario hasta que se quita la pulsera de la muñeca.

• El applet Seos se carga en los elementos de seguridad dentro de la pulsera para
proporcionar la función "llave" con firmware cifrado y seguridad extrema.
•   Las credenciales de Seos son enviadas a las pulseras a través de una conexión
de comunicación de campo cercano (NFC).
•   Los usuarios registran su huella digital en el brazalete una sola vez, y el dispositivo
se encarga de emparejar esta información con la identidad del usuario.
•   El usuario autentica la pulsera con su huella digital, y el dispositivo se activa
después de detectar un latido.
•   Gracias a la compatibilidad nativa con el software DigitalPersona de HID, también
es posible que las pulseras sean usadas para el inicio de sesión en equipos con el
sistema operativo Windows; para autenticaciones seguras sin necesidad de
contraseñas.
•      Las credenciales Seos son compatibles con los lectores de HID utilizados en los
principales mercados e industrias del mundo.

Los dispositivos de Nymi utilizan datos biométricos para garantizar la identidad del
individuo, los cuales se recogen a través de un sistema denominado (On-Body Detection).
Esto asegura que la pulsera solo funcione con el usuario previsto y cuando la persona
esté físicamente presente. Además, los datos biométricos nunca abandonan el
dispositivo, lo que brinda seguridad y privacidad avanzadas.
Identificación sin contacto: la nueva manera de detección

Con este alto nivel de seguridad garantizado, las organizaciones pueden considerar los
wearables como una gran alternativa a las credenciales comerciales. Con estos
dispositivos, los empleados experimentan nuevos niveles de conveniencia al abrir puertas,
autenticarse en sistemas, iniciar sesión de forma segura en dispositivos, inclusive para el
uso de máquinas dispensadoras.
Mientras tanto, las empresas e instalaciones obtienen un mejor conocimiento para
impulsar la eficiencia en una variedad de categorías para mejorar y asegurar el negocio.
La autenticación mediante wearables es un método cada vez más común para acceder a
edificios, puertas y áreas restringidas, especialmente en industrias donde es difícil (o
prohibido) llevar dispositivos móviles, tarjetas o llaves, como en el sector médico o
instituciones de seguridad.

La versatilidad de esta tecnología va más allá del acceso físico o lógico. Gracias a Seos,
las pulseras Nymi se pueden utilizar para otros procesos operativos: el seguimiento de
contratistas y visitantes, la gestión del trabajo remoto y la creación de protocolos de
distanciamiento social.
Claves para un retorno al trabajo seguro en tiempos de pandemia
De hecho, más allá de la contribución que presupone el acceso sin contacto, los
wearables pueden ser útiles en muchas situaciones relacionadas con la pandemia de
COVID-19. Investigadores de la Universidad de Stanford están desarrollando algoritmos
capaces de detectar los primeros síntomas de la enfermedad basándose en los datos
recopilados por estos dispositivos.

Según un informe publicado por la universidad, cuando el algoritmo detecta cambios
significativos en la frecuencia cardíaca de las personas o en su temperatura corporal, esto
es una posible indicación de que el cuerpo está combatiendo una infección. Luego, el
dispositivo emite una señal de alerta que fomenta una mayor exploración de las
condiciones de salud de uno.

Un solo dispositivo lleva en promedio 2.500 mediciones diarias. Con el conjunto de datos
acumulados que extrae después de esas 24-48 horas, el algoritmo puede detectar
efectivamente que algo no está funcionando como debería, marcando los primeros
síntomas de la enfermedad antes de que la persona que lleva el brazalete los note.
Muchas organizaciones e industrias están migrando a entornos hiperconectados para
mejorar las interacciones diarias, la seguridad de los empleados en las instalaciones y
para respaldar la eficiencia.

A medida que las tendencias como el acceso móvil o el BYOD (Trae tu propio dispositivo
—Bring Your Own Device— por sus siglas en inglés), continúen aumentando y
transformando el trabajo y los paisajes cotidianos, seguiremos viendo la rápida adaptación
de los dispositivos de IoT para la seguridad, la identificación y mucho más.

Autor: Wladimir Álvarez, director de ventas para América Latina del Área de Negocios de Extended Access Technologies de HID Global